01/06/2011

Salsa de soja

Por

Sobre Tokio Blues Norwegian Wood,
de Haruki Murakami (Tusquets, 2007

 

Hace un par de años atrás, amigos lectores del más diverso origen, credo, edad y género –muchos de ellos no sólo adeptos seguidores, sino fanáticos apologetas- coincidieron en opinar que ésta era, hasta ese momento, la mejor novela escrita por el autor, lo que me indujo a su compra. Pasado el tiempo y con motivo de la reciente publicación de su última obra, otros tantos ávidos me recordaron que ésta dormía “el sueño de los justos” en medio del tótem, en espera de días más felices para encarar su lectura. Como a todo, le llegó el turno.

Es la historia de Toru Watanabe, un japonés treintón que, al aterrizar en Hamburgo y escuchar en off la melodía de “Norwegian Wood”, de Los Beatles, desata recuerdos y revive hechos acaecidos casi veinte años antes, entre él y la pareja de amigos compuesta por Naoko y Kizuki, cuyo intempestivo suicidio de éste desencadena una serie de emociones y sentimientos que se convierten en la trama principal de la novela.

Entonces, ¿es una romántica historia de amor? Sí, pero no solo. Es también un relato de la juventud de fines de los ’60 en Japón, el despertar de la sexualidad y el erotismo -con su característica efervescencia hormonal, en tiempos donde no se tenían ni noticias sobre el SIDA y sólo contaban las enfermedades venéreas-, la amistad y el amor prístino, puro, llevado hasta sus últimas consecuencias, junto al ingreso en la adultez de toda una generación que intenta modificar los códigos de una sociedad anquilosada, aunque sin faltar el respeto por lo tradicional. De paso, hay una velada crítica al marxismo y a la izquierda. Ya de por sí, y solamente por todo esto, justifica la inversión de tiempo en su lectura.

El acierto de Murakami radica en contarnos la típica historia del triángulo de amor –al mejor estilo occidental- entre chicos que no llegan a la veintena, pero en tempo oriental, donde los silencios cobran relevancia y se vuelven tanto o más elocuentes que lo que sus protagonistas expresan. Descarto la plena identidad de los lectores con el decir y sentir de sus personajes, en una sutil clave adolescente.

Seguir leyendo


04/05/2011

Manaña

Por

28/02/2011

El arcoiris de gravedad, de la mañana a la noche

Por

Fuimos con mi “todo menos pareja” a la última Feria del Libro y, después de largos años de ausencia, al preguntar por él en el stand de la editorial, lo depositaron en mis manos, anunciándome que saldría a la venta en breve, pero que aun no se encontraba disponible. Ya no pertenecía a la vieja colección, provisto de una encuadernación mejor pero, al menos, volvería a estar en las góndolas y escaparates y, por supuesto, en Alejandría –mi biblioteca-.

La novela

Este es un libro polifacético cuya lectura aborda diferentes planos. Ambientada a fines de la Segunda Guerra Mundial, las casi 1150 páginas de esta edición se dividen en cuatro partes asimétricas. La primera, “Más allá del punto cero” trata sobre un grupo de “paranormales” reunidos en Londres bajo una sección especial de los Aliados conocida como “La Visitación Blanca”, en la que se delinean algunos personajes importantes. Atravesado por una multitud de departamentos con siglas estrafalarias, allí se presentan Pointsman, el jefe del servicio; Mexico, un matemático estadista; Katje Borgesius, una agente holandesa y el protagonista principal, el teniente norteamericano Tyrone Slothrop, cuya principal cualidad es sufrir una erección cuando un cohete V-2 explota en las inmediaciones. Personajes trashumantes y funambulescos abundan en este entorno, en el que se discute acerca de los reflejos condicionados de Pavlov, entre otros.

En su segunda parte, “Un Perm’ au Casino Hermann Goering”, Slothrop goza de un permiso de licencia del que disfruta en el sur de Francia. Pero lo destacable es que tiene una misión: hallar una pista que conduzca a un cohete desarrollado por los alemanes, con el nombre de A-4. Vigilado de cerca por quienes también van detrás de él, Slothrop debe sortear una serie de celadas con que intentan atraparlo, para seguir el derrotero de esa maravilla de la técnica. Ésta lo dirige hacia la zona de ocupación. Aquí también aparecen Tchitcherine, un traficante ruso, y su opositor y discípulo, Enzian, ambos partícipes del desarrollo del cohete, como también un técnico alemán Van Göll –apodado “Der Springer” (el caballo), dada su afición al ajedrez-.

Ya desde el título, “En la Zona”, la tercera parte –la más voluminosa- nos indica el lugar en que se desencadenan los hechos. Es en esta región de dominio aliado, casi a las puertas de la rendición alemana, –en la que se trafican botines de guerra, informaciones y despojos varios- en la que más se detiene el relato y donde se expresa la mayor crudeza del final de la guerra. Es también en la que se van relacionando las historias personales de los personajes principales en pos de la trama, manteniendo el mismo objetivo de alcanzar el misterioso y venerado cohete.

Finalmente, en “La fuerza contraria”, se halla un grupúsculo –la Comunidad del Cohete- cuya misión es ensamblar las partes y hacerlo volar. Aquí todo se resume en un Nosotros contra un Ellos imaginario. Pero la línea que separa a ambos opuestos no está nada definida, como tampoco lo está el futuro del elenco protagonista.

Estructura interna

No sólo está compuesto por varios hechos que se entretejen, sino que Pynchon utiliza digresiones para contarnos la historia de cada personaje que toma parte en la trama principal. Por otra parte, continuamente intercala sueños con vida real, creando una atmósfera incierta donde por momentos se desdibuja el relato y en el que se pierde el marco referencial.

Para ello, se vale de múltiples efectos: la sordidez de los combatientes que se vuelven traficantes de drogas y adictos; la transcripción de cancioncillas para generar escenas propias de operetas o sketches; contrastes bizarros –como el grotesco de un “buque fiesta” en medio de una tierra arrasada- y un sinnúmero de partes donde conviven remedos de guiones cinematográficos, juegos de palabras, comentarios sobre música clásica, junto a descripciones técnicas minuciosas (la propulsión químico – mecánica del cohete es una joya). Además, apela a escenas netamente obscenas y sadomasoquistas en las que no se ahorran detalles, de manera de robustecer el entorno en el que se llevan a cabo las principales acciones.

Es tan amplia y variada la gama de temas incluidos que requiere toda la concentración del lector para poder seguir con cierto éxito aquello que hace a la esencia del texto, y no perderse en imágenes accesorias.

Seguir leyendo

13/12/2010

Recibimos: De tripas corazón e Ilustrado

Por

Agradecemos a Tusquets Editores por el envío de la novela De tripas corazón, de la argentina Mercedes Reincke Ilustrado, y por Ilustrado, también novela, del filipino Miguel Syjuco.

Sobre De tripas corazón:

Dos mujeres cruzan sus vidas en el momento exacto para que el rumbo de cada una gire inexorablemente. La narradora, una mujer joven, casada, sin hijos –ni deseos de tenerlos– vive en el barrio privado Las Delicias, y ocupa parte de su tiempo tomando cursos de peluquería, profesión para la que tiene un don mágico. Perla, su vecina, ha perdido un hijo pequeño, y su duelo no cesa. La amistad que se entabla entre ellas será determinante para resignificar sus existencias y conducirlas, de diferentes modos, hacia una ansiada libertad. Como un tratado de percepciones cotidianas, lleno de humor e ironía inteligente, este delicado y encantador relato, derriba prejuicios y lugares comunes. Con una mirada entre ingenua y curiosa, Reincke atrapa el mundo y lo traduce de un modo exquisito.

Sobre Ilustrado:

Un frío amanecer, el cadáver de Crispin Salvador, polémico patriarca de la literatura filipina, es extraído de las aguas del río Hudson, en Nueva York. Se rumorea que se ha suicidado. Con él ha desaparecido el manuscrito del libro que estaba escribiendo, una magna obra que iba a poner fin a años de silencio y ostracismo, y que debía saldar cuentas con la historia de su país, desvelando las mentiras, corruptelas y abusos de las familias poderosas que llevan décadas expoliándolo. Miguel Syjuco, discípulo y amigo del fallecido, regresa a Manila con la intención de encontrar el misterioso manuscrito y «recomponer las múltiples vidas» del poliédrico Crispin en una biografía. El borrador de esa biografía será una de las teselas del abigarrado mosaico que el autor y a la vez narrador va componiendo con fragmentos de la obra de Crispin –memorias, novelas y entrevistas–, aderezado con agudas reflexiones o chistes populares, e historias mínimas o heroicas de una galería de personajes memorables, hasta dibujar un fresco de varias generaciones de filipinos, desde el pasado colonial y la independencia de España hasta el caótico presente.

01/12/2010

Recibimos: Antes que anochezca y
La subasta del lote 49

Por

Agradecemos a Tusquets editores por el envío de dos novelas. La edición de bolsillo de Antes que anochezca, novela autobiográfica del cubano Reynaldo Arenas y La subasta del lote 49, otro título que se añade a la Biblioteca Thomas Pynchon del sello. La traducción en el segundo caso es de Antonio Prometeo-Moya.

Sobre Antes que anochezca:

Poco antes de su muerte, de la que ahora se cumplen veinte años, Reinaldo Arenas terminó este desgarrador relato autobiográfico. Escritor, homosexual y disidente -tres condiciones que lo convirtieron en uno de los muchos parias engendrados por el infierno carcelario de la Cuba castrista-, Arenas narra su peripecia vital e intelectual, desde los bajos fondos de La Habana y la persecución que sufrió, hasta su exilio en Nueva York, donde, enfermo de sida y negándose a plegarse a presiones de toda índole, decidió poner fin a sus días.

Sobre La subasta del lote 49:

Un buen día, la señora Edipa Maas se entera de que ha sido nombrada albacea de una inmensa fortuna por su ex amante Pierce, un millonario californiano. Una serie de sorprendentes coincidencias la pondrán sobre la pista de un delirante misterio en el que se cruzan personajes tan estrafalarios como su marido, Mucho Maas -aficionado al grupo británico Dick el Sucio y los Volkswagen, pero en cuyo éxito no cree-, el doctor Hilarius -un obseso freudiano salido del campo de concentración de Buchenwald-, Gengis Cohen -un eminente filatélico de Los Angeles-, o los abogados Warpe, Wistfull, Kubitschek y McMingus, y el entrañable Randolph Driblette…También deberá enfrentarse con las más estrambóticas organizaciones, como la R.E.S.T.O.S. -una extraña red postal de proscritos-, o la no menos enloquecida Yoyodyne S.A., hasta caer en la cuenta de que la revelación final radica precisamente en la subasta del lote 49.

16/11/2010

Recibimos: El cuarto oscuro de Damocles

Por

Agradecemos a Tusquets editores por el envío de El cuarto oscuro de Damocles de Willem Frederik Hermans.

Durante la ocupación nazi de Holanda, el jovencísimo estanquero Henri Osewoudt vive al margen de los acontecimientos hasta que recibe la visita del misterioso Dorbeck, un miembro activo de la resistencia. Álter ego del protagonista, a quien se parece «como el negativo de una foto se parece al positivo», Dorbeck pide a Osewoudt que revele unos carretes con, al parecer, información clave sobre los intereses nazis: será la primera de las muchas misiones clandestinas en las que se verá envuelto el protagonista. Sin embargo, cuando los Aliados liberen el país, la implicación de Osewoudt como héroe de la resistencia se cuestionará al ser arrestado y acusado de colaborar con los alemanes. Fascinante thriller de guerra, El cuarto oscuro de Damocles es una historia de traición, mentiras y ambigüedad moral que lleva al lector a dudar de la realidad, como les sucede a los personajes. Más allá de la envolvente intriga, no exenta del existencialismo que impregna sus obras, Hermans construye un complejo mundo de equívocos para abordar la fragilidad de la percepción humana.

03/11/2010

Recibimos: Vida de un desconocido

Por

Agradecemos a Tusquets editores por el envío de la novela Vida de un desconocido, del escritor ruso Andreï Makine. La traducción es de Juan Manuel Salmerón

Tras el fracaso de su relación amorosa con una mujer mucho más joven que él, Shútov, escritor ruso y antiguo disidente político exiliado en París, decide regresar a su país de origen con la esperanza de encontrarse a sí mismo. Viaja entonces a San Petersburgo, al encuentro con Iana, su gran amor de juventud. Pero sus ilusiones chocan irremediablemente con la realidad: Iana se ha convertido en una frívola nueva rica, y la Rusia poscomunista le hace sentirse un extranjero en su propia tierra. Alojado por Iana en una antigua vivienda comunitaria reconvertida en apartamento de lujo, Shútov traba conocimiento con Volski, el último inquilino del inmueble que queda por desalojar. De pronto, el regreso de Shútov cobra sentido: Volski le confía la apasionante historia de su vida, que se erige en testimonio de la monstruosa época soviética: el cerco de Leningrado, el hambre y el frío, los gulags, el terror de Estado. Una vida en que el amor y el arte se alzan contra el horror de la Historia para restablecer la dignidad humana.

Entradas anteriores

Recibimos: El señor de la lu...

12/08/2011
Agradecemos a la editorial La Bestia Equilátera por el envío de El señor de la luz, novela del francés Maurice Renard. Editada en su odioma original en el año 1933, ahora encuentra esta nueva edi...
Seguir leyendo

Bricolaje libresco

11/08/2011
Aunque no lo crean, este blog también es servicio, es por eso que en esta ocasión les acercamos un motivador material que ni en Utilísima les habrán ofrecido. En cualquier tienda de decoración p...
Seguir leyendo

Relatos como excusas

09/08/2011
Cuando lo compré, su nombre me sabía a ayer. Claro, tenía otro de la misma autora en una colección de tapa dura aparecido hace algunos años atrás –sedicente su mejor título-, aunque ambos esp...
Seguir leyendo

Bibliografía obligatoría pa...

08/08/2011
La noche del sábado fui a ver medianoche en París. Estaba entre Capitán América y ésta otra. Finalmente le di mi voto de confianza a Woody, voto que no siempre honra. A ver si puedo contar de qu...
Seguir leyendo

De cómo Fabián Casas recomi...

05/08/2011
Cada vez que le digo a alguien que estoy leyendo los libros de Orhan Pamuk, me miran como si estuviera tan loco al igual que ese personaje de la película “Supersize” que, para demostrar que la ...
Seguir leyendo

Puede fallar: mapa con divisi...

04/08/2011
Para los que nos saben, cada vez que en un libro o publicación (como los fascículos coleccionables que se venden con los diarios) se incluye un mapa del territorio nacional, éste tiene que ser revi...
Seguir leyendo