24/09/2010

Sasturain en Viñetas serias

Por

Ayer me di el gusto de pasar por el Congreso Viñetas serias que tendrá lugar hasta el día sábado en la Biblioteca Nacional.

Lamentablemente llegué tarde y empezó de manera bien puntual (me refiero al segmento que fue de 18 a 21, porque también hay actividades desde las 10 hasta las 17hs [ver información]) lo que no me permitió escuchar a Laura Vazquez.

Cuando me senté estaba dando su ponencia Marcela Gené, un recorrido muy interesante sobre la producción gráfica sobre Perón durante su gobierno. Lo mejor fue la proyección simultánea de imágenes mientras Gené exponía. Ojalá podamos ver ese trabajo en internet o leerlo publicado.

Después José Emilio Burucúa y Nicolás Kwiatkowski también dieron una ponencia que repasa la animalización del hombre en producciones gráficas sobre tragedias humanas tales como guerras y genocidios.

Para finalizar, hubo una charla con Juan Sasturain que moderó la directora del congreso. Antes de que llegue, algunos se preguntaban si el director de Fierro no se pegaría un faltazo -como ya hizo en otra edición de Viñetas sueltas a la que asistí- pero no fue el caso. Llegó a tiempo y predispuesto a charlar sobre la historia de la revista con la simpatía y amenidad que lo caracterizan, sin dejar de ser explícito y riguroso con su propia historia. Sin dudas es alguien a quien escuchar. Lo disfruté mucho.

Comparto con ustedes un breve fragmento de video con palabras al principio de la charla y abajo, un registro sonoro de lo dicho. Lamento que sea de pésima calidad, de peor manera no podría haber ubicado el micrófono. Espero poder reemplazarlo con alguno de los múltiples registros que se tomaron de la conversación.


19/07/2010

Verificando títulos: Zenitram

Por

De los creadores de “Cinco puntos para reconocer a Juan Sasturain” llega a sus computadoras personales la sección “verificando títulos”.

Este año en los cines se pudo ver la película Zenitram dirigida por Luis Barone. Para los que no lo saben aún, éste personaje es una creación de Juan Sasturain. En una entrevista que concedió a Patricio Zunini le contestó la siguiente pregunta:

El otro superhéroe es Zenitram. Que tiene una historia maravillosa, vive del otro lado del espejo.

Sí, se transforma en contacto con el espejo. El es Martínez de nombre. Zenitram es su nombre en el espejo, al vesre. Zenitram suena lindo para superhéroe. Los varones un poco más grandes sabemos de lo que hablo. ¿A ver qué les evoca Zenitram? Ustedes no son tan grandes como yo. Zenitram era una marca de los depósitos de agua de los mingitorios de los baños públicos, por ejemplo en Constitución. Era una fábrica de unos gallegos, Martínez, que le pusieron Zenitram. Todavía están. Lo buscás en internet y están. Entonces cuando vos vas a mear a un baño público y tenés delante de tu nariz el nombre: Zenitram.

El día viernes 16 de julio pude constatar en las instalaciones del Centro Cultura de España en Buenos Aires (sede Florida 943) la veracidad de las palabras del escritor. Un servicio a la comunidad.

19/01/2010

Cinco puntos para reconocer a Juan Sasturain

Por

El fin de semana iba caminando por Palermo, más concretamente por la Avenida Santa Fé cuando me encontré que por delante iba el señor de la foto. Instantáneamente pensé que era el escritor Juan Sasturain. Iba caminando en el mismo sentido que yo, así que me despertó curiosidad.

A los pocos metros pude verle la cara y noté que no era el escritor; se me ocurrió contar esta confusión con alguien tan parecido y para eso saqué la camarita. Le saqué cinco fotos y con la excepción de la que pueden ver, todas salieron movidas. Finalmente quise sacarle una foto de frente, pero el señor se dio cuenta de que le estaban disparando un flash por la espalda y se puso lógicamente incómodo. Además de que los porteros me miraban creyendo que yo era una versión local de Peter Parker.

Pero analicemos cinco puntos por los cuales, aún sin ver la cara de este señor, podemos darnos cuenta de que no es Juan Sasturain:

  1. Cualquier que lo haya visto alguna vez en vivo, sabe que siempre anda con un bolsito cruzado. Aquí está ausente.
  2. Se puede ver con claridad que no tiene su característica barba papanuelesca.
  3. A su lado hay una señora y no Fabián Arenillas. Todos sabemos que él siempre está con Fabián Arenillas, su partenaire en Ver para leer.
  4. ¿Qué eso en la mano? ¿Un celular y una libreta? ¡Imposible! Sasturain lleva siempre dos, tres y hasta cuatro libros en su mano.
  5. La última y más clara. Sasturain no usa reloj pulsera.

Por estos cinco puntos y aún sin haberlo visto de frente, se puede llegar a la conclusión de que no me crucé con Juan Sasturain en la Avenida Santa Fé.

Si se les ocurre alguno más, pueden agregarlo en los comentarios.

21/10/2009

Recibimos: Todos mienten

Por

Agradecemos a Ediciones Aquilina por el envío de Todos mienten, la novela de Osvaldo Aguirre editada en la colección de policial dirigida por Juan Sasturain, Negro Absoluto.

Con Los indeseables, la primera novela en que aparecía su personaje Germán González, el periodista de policiales del mítico diario Crítica, Osvaldo Aguirre inauguró un registro narrativo y
recortó un ámbito y un momento precisos para la acción de sus historias criminales. Ahora, con esta
elocuente Todos mienten, Aguirre se supera. El más o menos escéptico Germán vuelve a salir a la
calle con Aronson, su ladero fotógrafo, y sabe que no puede regresar con las manos vacías: hay que
llenar las páginas con las crónicas de sangre, hay que alimentar al monstruo.

Seguir leyendo

09/10/2009

Historieta/Realidad

Por

La semana pasada me calcé una camisa de once varas y empecé a escribir sobre las relaciones entre la historieta y la política. Antes de terminar, ya estaba enredado con lo que quería decir: ¿hablaba de política, de actualidad, de realismo?

De todo un poco. Ensayo algunas precisiones.

Cité a Kioskerman y a Sasturain. Kioskerman notaba una relación entre grandes “acontecimientos externos” y su representación: a grandes hechos (guerras, masacres), relatos. No sé si hay pruebas de eso, en general aparecen desajustes, y los ejemplos canónicos son, para la historieta, contrarios: Maus se produce en EEUU 40 años después de Auschwitz, Persépolis en Francia a 20 años de la revolución iraní.

Sasturain, por su parte, notaba una tendencia a mirarse el ombligo en la historieta contemporánea, pero ese mirarse el ombligo está más relacionado -otra vez Maus, otra vez Persépolis– con la política y con lo real en el sentido más torpe de la palabra, que es el que más me gusta, que carradas de papel impreso con historietas de aventuras.

Alguna comprobación: la historieta, la argentina sin dudas, pero me arriesgo a extender el comentario a otros campos nacionales, no ha sido muy afecta a contar lo contemporáneo, ni lo real, ni lo político. El modo de producción es siempre una explicación plausible. La historieta es un medio tempranamente globalizado. La historieta norteamericana fue, durante mucho tiempo, historieta mundial: reimpresa, reformateada, plagiada y copiada en todas partes. La “escuela argentina de historietas” bien podría llamarse “escuela italiana de historietas”. Hoy tenemos “ibermanga” o “argentimanga” o “francomanga”. La “época de oro” de la historieta argentina nace con el editor Cesare Civita y la importación de dibujantes italianos y termina con los dibujantes argentinos dibujando para la Fleetway inglesa. Ningún “incentivo”, como dicen los economistas, para contar el presente o para mostrar la aldea. Existieron casos aislados, y espero que si a esta altura queda algún lector me aporte postulantes para la antología: la experiencia de Oesterheld (con El Eternauta y Rolo el Marciano Adoptivo, con La guerra de los Antartes después), las tiras de Trillo en Clarín (El loco Chávez, El Negro blanco), la línea Cuero, Superhumor, Fierro en tiempos de transición a la democracia. Sin embargo, me parece claro que con un sistema de producción como el que dominó de manera casi exclusiva la historieta hasta hace poco, la ficción y el género son refugios.

Seguir leyendo

06/10/2009

Recibimos: Ceviche

Por

Agradecemos a Ediciones aquilina y en especial a la gente de Negro absoluto por el envío de Ceviche, la novela policial de Federico Levín.

En esta originalísima Ceviche –novela inaugural de un ciclo y presentación de un personaje que llega para quedarse– Federico Levín ha dado si cabe una doble o triple vuelta de tuerca a la hora de buscar cómo acotar sin asfixiar el accionar de su ocasional detective. El casi indescriptible Héctor El Sapo Vizcarra vive y se mueve –poco, gordo y transpirado– en un medio callejeramente acotado: dos ambientes chicos en el Abasto, y –dentro del barrio– en ámbitos signados por la actividad gastronómica.

Seguir leyendo

02/10/2009

Historieta / política

Por

Una afirmación: la tradición de historietas políticas en Argentina, y quizás en el mundo, es casi insignificante.
Una aclaración: pienso en historietas no humorísticas (y evito construcciones como “historieta seria”, “historieta de aventura”, “historieta realista” porque llevarían toda discusión al mismísimo lado de los tomates).

Dos textos me pusieron a pensar en estas cuestiones. El primero, la pregunta pregunta 28 del imprescindible cuestionario que Kioskerman dedica a “Señoras y Señores del comic” en su blog, que generó cierta polémica cuando le tocó responder a Max Aguirre. La pregunta dice:

Siguiendo la premisa de que un autor “escribe sobre lo que conoce”, tengo la idea de que los artistas en tiempos de grandes guerras, grandes epidemias o grandes cambios sociales se han volcado más a cierto tipos de historias con tramas vinculadas a “acontecimientos externos”, que les han dado mucho sobre qué escribir. Y que en tiempos más tranquilos (más tranquilos que aquellos, no por ello menos conflictivos), como los que vivimos, se vuelcan más hacias sus mundos internos y sentimientos. ¿Qué pensás de eso?

El segundo texto es el final de las “Contraindicaciones” de Juan Sasturain en el número de septiembre de Fierro. Dice Sasturain:

En épocas de genuino interés introspectivo y/o franco boludeo con el registro de las vivencias propias en historieta, cabe recordar que hay gente y cosas (más) interesantes en esa zona tan rica, a nuestras espaldas en el tiempo, y en el espacio más allá de nuestro esternón.

(Pudoroso paréntesis autobiográfico, puesto que la pudorosa omisión sería más ridícula. El párrafo que cito completa un elogio a una historieta histórica que hicimos con el compañero Kraneo, lo que vuelve más interesante -para mí- el problema: alguien que me ha enseñado a pensar la historieta utiliza una historieta mía -sube el rubor- para oponerla a la moda autobiográfica a la que estoy subido desde Historietas reales).

Seguir leyendo

Entradas anteriores

Recibimos: El señor de la lu...

12/08/2011
Agradecemos a la editorial La Bestia Equilátera por el envío de El señor de la luz, novela del francés Maurice Renard. Editada en su odioma original en el año 1933, ahora encuentra esta nueva edi...
Seguir leyendo

Bricolaje libresco

11/08/2011
Aunque no lo crean, este blog también es servicio, es por eso que en esta ocasión les acercamos un motivador material que ni en Utilísima les habrán ofrecido. En cualquier tienda de decoración p...
Seguir leyendo

Relatos como excusas

09/08/2011
Cuando lo compré, su nombre me sabía a ayer. Claro, tenía otro de la misma autora en una colección de tapa dura aparecido hace algunos años atrás –sedicente su mejor título-, aunque ambos esp...
Seguir leyendo

Bibliografía obligatoría pa...

08/08/2011
La noche del sábado fui a ver medianoche en París. Estaba entre Capitán América y ésta otra. Finalmente le di mi voto de confianza a Woody, voto que no siempre honra. A ver si puedo contar de qu...
Seguir leyendo

De cómo Fabián Casas recomi...

05/08/2011
Cada vez que le digo a alguien que estoy leyendo los libros de Orhan Pamuk, me miran como si estuviera tan loco al igual que ese personaje de la película “Supersize” que, para demostrar que la ...
Seguir leyendo

Puede fallar: mapa con divisi...

04/08/2011
Para los que nos saben, cada vez que en un libro o publicación (como los fascículos coleccionables que se venden con los diarios) se incluye un mapa del territorio nacional, éste tiene que ser revi...
Seguir leyendo