23/12/2009

Recibimos: La misma sangre y Ángeles y hombres

Por

El agradecimiento para Editorial La compañía por el envío de Ángeles y hombres con posfacio de Marcelo Figueras y La misma sangre, con posfacio de Esther Cross. Ambos de William Goyen, traducidos por Esther Cross.

Sobre La misma sangre y otros cuentos:

Pese a ser «uno de los mejores cuentistas norteamericanos de todos los tiempos», según la autorizada opinión de The New York Times, William Goyen es casi desconocido en lengua española. Estos magistrales cuentos muestras por qué su obra se destaca, junto con la de William Faulkner y Tennessee Williams, dentro del denominado «gótico sureño».

Sobre Ángeles y hombres:

William Goyen despertó la admiración de, entre otros, Truman Capote y Joyce Carol Oates. En estos cuentos, la memoria ocupa un lugar central, lo humano se confunde con lo fantástico y los personajes quedan atrapados, fascinados (al igual que el lector), por las historias narradas y por el áspero paisaje del sur de Estados Unidos.


24/11/2009

Recibimos: Esas nubes

Por

Agradecemos a Editorial Simurg por el envío de Esas nubes, el libro de cuentos de Matías Aldaz.

Ambientados en lugares comunes, con parejas que se despedazan, hombres que espían la vida ajena, hijos que intentan comunicarse con sus padres, adolescentes que descubren los primeros efectos del amor mientras rastrean sus rituales iniciáticos, los cuentos de Esas nubes son narrados de manera despiadada, a veces obsena y brutal, y revelan un universo injusto y tenso donde comprendemos que la vida ya nunca podrá volver a ser la misma.

Desde la construcción formal hasta la presencia de un mundo plagado de parcialidades (verdades a medias, frases no dichas, fantasías, ensueños y contradicciones), el texto también asume otro planteo típico de la escritura moderna: el placer de contar más allá de la posibilidad de alcanzar un saber total y la obstinación del lenguaje en su intento por alcanzarlo.

05/11/2009

Recibimos: Con la congoja de la pasada tormenta

Por

Agradecemos a Tusquets editores por el envío de Con la congoja de la pasada tormenta, el libro de cuentos de Horacio Castellanos Moya.

Prófugos que huyen con el miedo como compañero inseparable de su exilio, desarraigados que han sido testigos de una violencia que les trastorna la vida, inadaptados irremediables, así son los protagonistas de los cuentos de Con la congoja de la pasada tormenta. Algunos relatos nacen de la experiencia de la guerra, otros del destierro, en muchos casos de las difíciles relaciones humanas. Pero todos tienen en la soledad, en la congoja, aguda o difusa, su sentimiento dominante. Como el protagonista de «El pozo en el pecho», que necesita ir al bar del hotel en busca de Ema; o el de «Torceduras», abocado al suicidio. «El destierro es un oficio propio de tipos melancólicos», se dice en «Variaciones sobre el asesinato de Francisco Olmedo», y esa melancolía es la que siente el narrador de «Perfil prófugo» durante su última noche en Toronto. Los prostíbulos, el alcohol, son bálsamos fugaces o expedientes necesarios que obligan a la doble vida. Horacio Castellanos Moya demuestra en cada relato su singular maestría para crear personajes y ambientes, y para lograr, mediante los diálogos, que quienes habitan sus cuentos nos toquen en lo más hondo.

29/06/2009

Recibimos: Cuentos de crimen y misterio

Por

Agradecemos a la editorial de la Universidad Nacional de San Martín por el envío de Cuentos de crimen y misterio, con selección, traducción, introducción y notas a cargo de Miguel Vedda.

Cuentos de crimen y misterio

La narración de crimen y misterio -designada habitualmente “narración criminal”- es la modalidad específica que adoptó en los países de lengua alemana, ya desde mediados del siglo XVIII, el género policial. Nítidamente separado del modelo anglosajón y del francés, el policial alemán ha soslayado las “máquinas de pensar” y las explicaciones sustentadas en el arte de la deducción, para polarizarse en torno a dos extremos: por un lado, un crudo objetivismo, que aproxima el relato al estilo del archivo policial o las actas judiciales, y lo coloca en un espacio lindante con el de la no ficción; por otro, un aprovechamiento de motivos mágicos y sobrenaturales próximo al del cuento de fantasmas o al de la novela corta fantástica. Si, en sus versiones más banales, la narración criminal puede recaer en una explotación efectista de lo truculento o en una apelación a soluciones providenciales, en sus expresiones más importantes se endereza a un variado y sutil cuestionamiento del concepto de justicia; esta particularidad señala el punto en que las narraciones criminales alemanas se elevan por encima de la literatura de divertimento para acercarse al Dostoievski de Crimen y castigo o al Kafka de El proceso.

El presente volumen reúne algunas de las obras más representativas del género, en un arco temporal que se extiende desde finales del siglo XVIII a mediados del XIX.

Incluye los cuentos:

Seguir leyendo

19/06/2009

Recibimos: Es lo que hay

Por

Agradecemos a la editorial Babel y a Javier Quintá por el envío de Es lo que hay, antología de la joven narrativa en Córdoba. La selección y el prólogo es de Lilia Cardone.
La presentación en Buenos Aires será la semana próxima, el día viernes. Vamos a recordarlo el día anterior.

Es lo que hay

Integran la antología:

Seguir leyendo

09/06/2009

Pájaros en la boca

Por

Pájaros en la boca

El libro se compone de quince cuentos: algunos muy buenos y otros excelentes. Samanta consigue nuevamente crear atmósferas típicas de una pesadilla, la sensación que transmite en la mayoría de los cuentos; como si uno se quedara profundamente dormido y fuera el espectador de una situación extraña y absurda, quizás hasta graciosa al principio, pero que lentamente comienza a angustiar y a generar temor: la sensación de que, de un momento a otro, todo puede terminar en un hecho espantoso. Es entonces cuando uno se despierta de golpe, sudado y respirando agitadamente.

“En la estepa” es un cuento de suspenso: una pareja se establece en la estepa para buscar un supuesto bebé (nunca queda claro si es eso lo que buscan). Después de probar distintas recetas sin obtener ningún resultado, conocen a una pareja que ya ha logrado conseguir uno, el suyo, y arreglan una cena para que se lo enseñen. Sin embargo, algo que descubren esa noche los hace huir despavoridos.

En “La furia de las pestes” un funcionario público encargado de realizar censos llega a un pueblo muy extraño, como detenido en el tiempo, y en el que sus habitantes parecen haber olvidado el hábito de comer, hábito que el pobre funcionario se encarga de hacerles recordar. “Bajo tierra” y “El cavador” comparten la misma clave fantástica: la perseverancia de los personajes para cavar un pozo sin un sentido evidente. “Irman” es el encargado de un parador de ruta, tan petiso que ni siquiera llega a las alacenas de la cocina. Su mujer está muerta en el piso y cuando dos clientes llegan en busca de un trago, su estatura se convierte en un verdadero obstáculo para poder atenderlos.

Seguir leyendo

29/05/2009

Recibimos: Pájaros en la boca

Por

Agradecemos a Editorial Planeta por Pájaros en la boca de Samanta Schweblin, editado bajo el sello Emecé. Este es su segundo libro y recibió el Premio Casa de las Américas.

Pájaros en la boca

Entre la noche insomne y la vigilia, los cuentos hipnóticos de Pájaros en la boca horadan lo real con una crueldad aterradora. Crudos, extraños, insólitos: lo raro se impone en ellos a veces con una sospecha trivial y silenciosa. Otras, con una densidad violenta e irreversible, como en una película de David Lynch, o en una pesadilla kafkiana.
Un cavador fanático, un hombre solo con su mujer muerta en el piso de la cocina, la ruta, ruidos, cacerías en la estepa, la furia de las pestes, la tensión, la desesperación.
Ganador del premio Casa de las Américas 2008, este libro de relatos se mueve en la delgada línea que separa lo fantástico de lo real, lo sobrenatural de lo cotidiano, en un estilo fluido y preciso. Una visión particular del mundo que confirma a Samanta Schweblin como una de las narradoras argentinas más importantes y originales de su generación.

Entradas anteriores

Recibimos: El señor de la lu...

12/08/2011
Agradecemos a la editorial La Bestia Equilátera por el envío de El señor de la luz, novela del francés Maurice Renard. Editada en su odioma original en el año 1933, ahora encuentra esta nueva edi...
Seguir leyendo

Bricolaje libresco

11/08/2011
Aunque no lo crean, este blog también es servicio, es por eso que en esta ocasión les acercamos un motivador material que ni en Utilísima les habrán ofrecido. En cualquier tienda de decoración p...
Seguir leyendo

Relatos como excusas

09/08/2011
Cuando lo compré, su nombre me sabía a ayer. Claro, tenía otro de la misma autora en una colección de tapa dura aparecido hace algunos años atrás –sedicente su mejor título-, aunque ambos esp...
Seguir leyendo

Bibliografía obligatoría pa...

08/08/2011
La noche del sábado fui a ver medianoche en París. Estaba entre Capitán América y ésta otra. Finalmente le di mi voto de confianza a Woody, voto que no siempre honra. A ver si puedo contar de qu...
Seguir leyendo

De cómo Fabián Casas recomi...

05/08/2011
Cada vez que le digo a alguien que estoy leyendo los libros de Orhan Pamuk, me miran como si estuviera tan loco al igual que ese personaje de la película “Supersize” que, para demostrar que la ...
Seguir leyendo

Puede fallar: mapa con divisi...

04/08/2011
Para los que nos saben, cada vez que en un libro o publicación (como los fascículos coleccionables que se venden con los diarios) se incluye un mapa del territorio nacional, éste tiene que ser revi...
Seguir leyendo