01/12/2009

Hablemos de la diferencia

Por

En el Día mundial de la lucha contra el SIDA, el mismo día en que una jueza evitó que dos personas se unan jurídicamente para gozar de los mismos derechos que el resto de los ciudadanos a pesar de su elección sexual no viene mal releer el Manifiesto de Pedro Lemebel que integra la edición de Loco afán, crónicas de sidario. Imaginensé a Pedrito (así le dicen) leyendo esto en las calles de Santiago en el año 1986 y redefinamos qué es ser macho.

Manifiesto (Hablo por mi diferencia)

No soy Pasolini pidiendo explicaciones
No soy Ginsberg expulsado de Cuba
No soy un marica disfrazado de poeta
No necesito disfraz
Aquí está mi cara
Hablo por mi diferencia
Defiendo lo que soy
Y no soy tan raro
Me apesta la injusticia
Y sospecho de esta cueca democrática
Pero no me hable del proletariado
Porque ser pobre y maricón es peor
Hay que ser ácido para soportarlo
Es darle un rodeo a los machitos de la esquina
Es un padre que te odia
Porque al hijo se le dobla la patita
Es tener una madre de manos tajeadas por el cloro
Envejecidas de limpieza
Acunándote de enfermo
Por malas costumbres
Por mala suerte
Como la dictadura
Peor que la dictadura
Porque la dictadura pasa
Y viene la democracia
Y detrasito el socialismo
¿Y entonces?
¿Qué harán con nosotros compañero?
¿Nos amarrarán de las trenzas en fardos
con destino a un sidario cubano?
Nos meterán en algún tren de ninguna parte
Como en el barco del general Ibáñez
Donde aprendimos a nadar
Pero ninguno llegó a la costa
Seguir leyendo


09/10/2009

Historieta/Realidad

Por

La semana pasada me calcé una camisa de once varas y empecé a escribir sobre las relaciones entre la historieta y la política. Antes de terminar, ya estaba enredado con lo que quería decir: ¿hablaba de política, de actualidad, de realismo?

De todo un poco. Ensayo algunas precisiones.

Cité a Kioskerman y a Sasturain. Kioskerman notaba una relación entre grandes “acontecimientos externos” y su representación: a grandes hechos (guerras, masacres), relatos. No sé si hay pruebas de eso, en general aparecen desajustes, y los ejemplos canónicos son, para la historieta, contrarios: Maus se produce en EEUU 40 años después de Auschwitz, Persépolis en Francia a 20 años de la revolución iraní.

Sasturain, por su parte, notaba una tendencia a mirarse el ombligo en la historieta contemporánea, pero ese mirarse el ombligo está más relacionado -otra vez Maus, otra vez Persépolis– con la política y con lo real en el sentido más torpe de la palabra, que es el que más me gusta, que carradas de papel impreso con historietas de aventuras.

Alguna comprobación: la historieta, la argentina sin dudas, pero me arriesgo a extender el comentario a otros campos nacionales, no ha sido muy afecta a contar lo contemporáneo, ni lo real, ni lo político. El modo de producción es siempre una explicación plausible. La historieta es un medio tempranamente globalizado. La historieta norteamericana fue, durante mucho tiempo, historieta mundial: reimpresa, reformateada, plagiada y copiada en todas partes. La “escuela argentina de historietas” bien podría llamarse “escuela italiana de historietas”. Hoy tenemos “ibermanga” o “argentimanga” o “francomanga”. La “época de oro” de la historieta argentina nace con el editor Cesare Civita y la importación de dibujantes italianos y termina con los dibujantes argentinos dibujando para la Fleetway inglesa. Ningún “incentivo”, como dicen los economistas, para contar el presente o para mostrar la aldea. Existieron casos aislados, y espero que si a esta altura queda algún lector me aporte postulantes para la antología: la experiencia de Oesterheld (con El Eternauta y Rolo el Marciano Adoptivo, con La guerra de los Antartes después), las tiras de Trillo en Clarín (El loco Chávez, El Negro blanco), la línea Cuero, Superhumor, Fierro en tiempos de transición a la democracia. Sin embargo, me parece claro que con un sistema de producción como el que dominó de manera casi exclusiva la historieta hasta hace poco, la ficción y el género son refugios.

Seguir leyendo

20/01/2009

Subsidios editoriales

Por

Esta es una carta pública de la agrupación EDINAR (Editores Independientes de la Argentina por la Diversidad Bibliográfica).


Buenos Aires, 21 de diciembre de 2008

Los editores independientes de la Argentina, reunidos en la asociación Edinar (Editores Independientes de la Argentina por la Diversidad Bibliográfica) deseamos comunicar a la opinión pública nuestro descontento frente a la eliminación por parte del Gobierno de la Ciudad encabezado por Mauricio Macri de los subsidios al sector editorial que se venían otorgando en los últimos años.

Además de otras políticas públicas culturales, los programas de subsidios a la edición fue la que mejores resultados tuvo. Con un aporte económico estatal muy moderado (se cubría del 50 al 70% de los proyectos con un tope de 30.000 pesos por proyecto), se lograron excelentes resultados, fundamentalmente porque estimularon apuestas con mayor riesgo creativo e intelectual que las que cuentan con la garantía de la comercialización regular. Esto ayudó a que se crearan nuevos nichos de mercado antes inexplorados, que se lanzaran nuevos autores argentinos, que se introdujeran en el país a través de compra de derechos y traducciones valiosas obras extranjeras, que los libros argentinos encontraran nuevos mercados en el mundo a través de los viajes de los editores a las ferias internacionales.

La interrupción de este programa que venía teniendo tan buenos resultados es incomprensible. Creemos firmemente en la continuidad de las políticas de Estado exitosas, que deben seguir desarrollándose a pesar de los cambios de gobierno. Por otra parte, la campaña eleccionaria de Macri se basó en la premisa de la transparencia de los gastos, las compras y el uso de los recursos estatales. ¿A qué se destinaron entonces los fondos que ya habían sido asignados en el presupuesto 2008 al FondoBA?

Seguir leyendo

20/01/2009

Quizás sea momento de leerlo

Por

La cabaña del Tio Tom

*La cabaña del Tio Tom

15/01/2009

Un gesto de prestigio

Por

Obama lee

En mayo de 2008, cuando todavía no se habían resuelto ni siquiera las elecciones internas de su partido, le tomaron esta foto al inminente presidente de EE.UU.

Con pensarlo quince segundos es suficiente: El candidato no podía estar leyendo de ninguna manera. La lectura demanda ciertos rigores, entre ellos una mediana dosis de tranquilidad y tiempo, cosa que no tiene un político, menos en campaña y mucho menos en una camioneta, auto o avión, rodeado de asesores.

Su campaña electoral fue de las más avanzadas en lo que a marketing se refiere. A diferencia de su oponente que asistió al programa de televisión de Ellen DeGeneres (activista por el matrimonio homosexual) para poner la cabeza bajo la guillotina cuando la conductora le preguntó si estaba de acuerdo con el matrimonio gay y tuvo que responder “no”, Obama se toma esta molestia: caminar con un libro abierto, mostrando la tapa a las cámaras como quien no quiere la cosa. Así los estadounidenses pasan de un presidente bruto, borracho y maleducado a uno moderno, liberal y encima lector.

—-
Fuente de la imagen: New York Times

13/11/2008

Coherencia de UN pensamiento

Por


por M.F.


Navegando en las ruinas de una biblioteca me encontré con estos dos tesoros. El de la izquierda fue editado y distribuido en el año 2001 junto a la revista Noticias, de la Editorial Perfil. El de la derecha fue editado en 2003 por Perfil Libros, directamente. Esto no es otra cosa que coherencia.

coherencia

11/07/2008

Montoneros, desde una visión políticamente incorrecta

Por


por P. Z.


Soldados de Perón

La tercera edición de Soldados de Perón, historia crítica sobre los Montoneros (Sudamericana) escrita por Richard Gillespie contiene una introducción de Félix Luna y un nuevo prólogo del autor que llaman la atención por su incorrección política.

En tiempos en que desde el gobierno se reinvindica con fuerza la militancia de los setenta, este libro -bibliografía permanente de ensayos políticos- comienza con el juicio de Félix Luna. Si la presencia del historiador que supo saludar la conquista del Mundial ’78 en la película La fiesta de todos ya es toda una toma de posición, la visceralidad de su denuncia no deja dudas:

Lo que va a leerse en las páginas que siguen, es la historia de una locura (…) Una aventura casi quijotesca, atravesada de nobles ideales: terminar con la injusticia social, oponerse al autoritarismo de un régimen ilegítimo, romper la hipocresía y el convencionalismo de las fuerzas dominantes. Pero estos objetivos, que podían ser compartidos aun en su difusa exposición, se fueron degradando cuando se intentó su consecución mediante el uso permanente y sistemático de la violencia terrorista.(…)

Los montoneros me repugnaron siempre. Por sus métodos en primer lugar, pero además por su pueriles y contusos objetivos y hasta por la calidad humana de sus dirigentes. (…) La misma repugnancia me provoca la brutal represión con que fue arrasado Montoneros y otros grupos similares.

Richard Gillespie, decide en cambio, emprender un análisis de la herencia montonera. Para él, quienes tomaron la posta son los piqueteros:

Seguir leyendo

Entradas anteriores

Recibimos: El señor de la lu...

12/08/2011
Agradecemos a la editorial La Bestia Equilátera por el envío de El señor de la luz, novela del francés Maurice Renard. Editada en su odioma original en el año 1933, ahora encuentra esta nueva edi...
Seguir leyendo

Bricolaje libresco

11/08/2011
Aunque no lo crean, este blog también es servicio, es por eso que en esta ocasión les acercamos un motivador material que ni en Utilísima les habrán ofrecido. En cualquier tienda de decoración p...
Seguir leyendo

Relatos como excusas

09/08/2011
Cuando lo compré, su nombre me sabía a ayer. Claro, tenía otro de la misma autora en una colección de tapa dura aparecido hace algunos años atrás –sedicente su mejor título-, aunque ambos esp...
Seguir leyendo

Bibliografía obligatoría pa...

08/08/2011
La noche del sábado fui a ver medianoche en París. Estaba entre Capitán América y ésta otra. Finalmente le di mi voto de confianza a Woody, voto que no siempre honra. A ver si puedo contar de qu...
Seguir leyendo

De cómo Fabián Casas recomi...

05/08/2011
Cada vez que le digo a alguien que estoy leyendo los libros de Orhan Pamuk, me miran como si estuviera tan loco al igual que ese personaje de la película “Supersize” que, para demostrar que la ...
Seguir leyendo

Puede fallar: mapa con divisi...

04/08/2011
Para los que nos saben, cada vez que en un libro o publicación (como los fascículos coleccionables que se venden con los diarios) se incluye un mapa del territorio nacional, éste tiene que ser revi...
Seguir leyendo