07/09/2011

Recibimos: Vida y obra

Por

Agradecemos a Alberto Giordano por el envío de su libro Vida y obra, donde retoma la cuestión de lo autobiográfico en la literatura nacional como hiciera ya con El giro autobiográfico en 2009.

El tenor intempestivo de las escrituras autobiográficas estaba destinado a caer en la escritura de Alberto Giordano, que por años ha explorado el propio yo de su letra para resguardarse de las imposturas intelectuales pero, sobre todo, para no hacer pasar por trabajo crítico todo lo que en nuestros modos usuales del ensayo solemos desplegar para que se obture, se contenga o se nos
escape el acontecimiento “literatura”.
En el mismo impulso de los libros anteriores del autor, Vida y obra es un tratado de las pasiones íntimas, un tratado de la intimidad como pasión: tomado por textos de Gabriela Liffschitz, Diego Meret, Inés Acevedo, Gabriela Massuh y Raúl Escari, textos que nuestros hábitos comerciales acopiarían en las taxonomías genéricas de la autobiografía o las autoficciones, Giordano -al tiempo que lo hace sobre sí- despliega una pesquisa de los momentos en que la pasión de lo íntimo es capaz de pasar en las palabras del que escribe y de volverlas refractarias y ajenas a toda domesticación civil, sociable o cultural. No sé cuántos otros críticos hayan llevado tan lejos -y de un modo tan severo, convincente y conmovedor- semejante ética de la literatura.

Miguel Dalmaroni

Dejanos tu comentario

Aprovechá este espacio para comentar, sugerir, criticar, saludar o lo que quieras.
Los insultos y cosas que consideremos inadecuadas serán borradas.
Los comentarios son de responsabilidad absoluta de sus autores y no expresan las opiniones del autor de la nota.