31/05/2010

Y el nuevo boom es…

Por

En el mercado editorial pasa frecuentemente algo que también pasa en las demás industrias. Lo digo así, todo en la misma oración, para ponerlas en pie de igualdad. Industrias no son necesariamente literatura ni arte.

En fin, lo que quería decir es que una vez que se encuentra un producto exitoso, todos los competidores repiten la fórmula con la intención de garronear un poco del fenómeno y capitalizar ganancias con un mínimo esfuerzo. Se le podría llamar “saturación de mercado”, si me preguntan. A la luz de los años ya todo el mundo ve claramente que esto fue lo que pasó con el famoso boom latinoamericano de hace cuarenta años. Un libro se vendió bien y como avalancha todo el mundo fue detrás del éxito.

Seguir leyendo


31/05/2010

Juvenilia

Por

Poco tiempo atrás me preguntaba en qué andaba la juventud vernácula en materia literaria; cuáles eran sus inquietudes, su visión de la vida, reflejadas en producciones artísticas. Fue por eso que me volví un habitué del clásico deambular bohemio con los poetas y, por qué no, un lector aprendiz –no menos voraz- de aquellas obras consideradas por escritores o críticos avezados como hitos en el acontecer actual.

Fue entonces que me acerqué a una antología de poemas, seleccionada por Clara Muschietti y Carolina Sborovsky, editada con el sugestivo nombre de Lo humanamente posible bajo el sello de la editora El fin de la noche, entre los que se encuentra Marina Mariasch, Pedro Mairal, Fabián Casas y una docena de otros autores que proponen distintos contenidos. La soledad urbana, la pobreza en el campo, las inundaciones, reflexiones acerca del poder de la palabra y el lenguaje como medio de comunicación se dan cita en su interior, se entremezclan, se superponen y se potencian unos a otros, recogiendo en una suerte de polifonía los matices y acentos, lo perecedero con lo eterno. Resulta una buena aproximación al universo construido a partir de imágenes cotidianas con un puñado de palabras sentidas, pero no menos expresivas.

Luego, encontré una lacónica y lavada reseña de Te pido un taxi, de Fernanda Nicolini y Mercedes Halfon, editado por Plaza & Janes, en medio de una revista destinada a placeres, donde el autor la tildaba de “chik lit” –como si eso fuera una mancha y no un género-. Como aun hoy, después de dos siglos, “el pueblo quiere saber de qué se trata”, me conseguí un ejemplar y lo encaré decididamente.

Seguir leyendo

28/05/2010

Cuatro fragmentos

Por

O el recurso del haragán. Mi abuela decía que mi bisabuelo decía que el asado al horno era “la comida del haragán”. Y lo decía, mi abuela, imitando un acento inglés, porque mi bisabuelo era galés. “Inglés no, galés”, decía mi abuela por los años de la guerra de Malvinas.

Se insiste en que el fragmento, benjaminiano, pongámosle, da cuenta de una experiencia fragmentada, de la imposibilidad de pensar la totalidad en tiempos en que es imposible ser Kant. No es muy convincente. Me recuerda al argumento de Borges contra la eternidad del infierno: “Argüir que es infinita una falta por ser atentatoria de Dios que es ser infinito, es como argüir que es santa porque Dios lo es, o como pensar que las injurias inferidas a un tigre han de ser rayadas”.

Me parece que el fragmento es producto de la pereza o la distracción: siempre es más sencillo acumular fragmentos que construir sistemas, y en estos tiempos nos distraemos fácil. Por ejemplo: esta semana terminó Lost, y dedicamos más tiempo a eso que a escribir la Crítica de la razón pura.

Así que va mi aporte a la falta de unidad del mundo: fragmentos.

  1. Entrevista a Oscar Steimberg. Acá por lo menos intervine, hice algo. Calculo que es lo que tendrían que leer, está llena de frases memorables. “Y por eso la historieta es un gran lenguaje. Porque, justamente, es la puesta en fase de dos lenguajes que, en realidad, son intraducibles; y el resultado es la obra artística. ¡Lo que tiene de bueno la historieta es que es imposible! ” Incluye además un cariñoso recuerdo de Oscar Masotta, ahora que Masotta está circulando de nuevo en las librerías.
  2. Leí Maurice in Love. (Moebius editora, 2009), un libro que creí que no me iba a gustar nada y me gustó mucho. Maurice in Love es una colección de viñetas –cada una ocupa una página de este bello objeto de 15×15 cms.– en que Maurice, siempre sentado en la misma posición, apenas balbuceando, conversa con alguno de sus amantes. (Según parece, ha pasado por las camas masculinas y femeninas de todo un pueblo). La frialdad de diseñador de las páginas produce un efecto extraño, un desapego entre lo que se dice (que Maurice es un amante irresistible) y la parca tristeza de lo que se muestra. La puesta en fase de Steimberg, supongo. La repetición produce un ritmo hipnótico (que los dibujantes invitados, aún excelentes pero mucho más gestuales, no respetan). Un libro deliberadamente apático, como suele ser apática Internet (Maurice in Love se origina en una página de Flickr). La apatía parece avanzar en cierta historieta actual. Pienso en Lucas Varela. Si no fuera perezoso, podría pensar un poco más. Seguir leyendo
28/05/2010

Congreso Viñetas serias

Por

En el mes de septiembre se realizará el Congreso de historieta “Viñetas serias”. El aviso es un poco anticipado porque hasta el 6 de junio se pueden presentar ponencias para exponer durante el Congreso. Si se animan a escribir algo, pueden ver información adicional haciendo clic sobre la imagen. (Tendrá lugar en la Biblioteca nacional así que imagino que los concurrentes deberán asistir con saco, corbata y recién debajo del cinturón las acostumbradas bermudas).

28/05/2010

Recibimos libros de Pánico el pánico

Por

Nos llegaron dos libros de la nueva editorial “Pánico el pánico” que se presentaron hace poquito.

  • Fogonazos, con crónicas de Mariano Abrevaya Dios
  • Diario de Alcalá, de Juan Terranova. El segundo es una crónica de viaje.

27/05/2010

Esto sí es una tapa

Por

Es este este espacio, donde promovemos que los editores y diseñadores argentinos se animen un poquito más, cuando vemos una tapa muy buena, no dudamos en reproducirla.

Es una gran idea retro, porque casi ya no se usa el soporte CD/DVD sino los pendrives o simplemente los archivos descargados. Eso se refleja en el diseño final que se apoya más en una “barra de progreso”, la famosa barrita que vemos crecer a medida que un archivo se descarga en nuestra máquina. No obstante, me pareció genial.

27/05/2010

Eau de Orwell

Por

A qué olería una novela de Sade no es algo difícil de responder. Creo que todos nos imaginamos un olor por sobre cualquier otro. Pero la pregunta de cómo olería un cuento de Poe o una novela de Orwell ya es otra cosa completamente diferente.

Eso es lo que intentaron unos señores de un estudio de diseño polaco llamado Ahandoh capturando la esencia de los textos y los autores. ¿Lo habrán logrado? Imposible saberlo hasta que no se invente la transmisión digital de olores. Mientras tanto podemos conformarnos con los maravillosos frascos que diseñaron para envasar los perfumes y que son la excusa de este post.


Seguir leyendo

Entradas anteriores

Recibimos: El señor de la lu...

12/08/2011
Agradecemos a la editorial La Bestia Equilátera por el envío de El señor de la luz, novela del francés Maurice Renard. Editada en su odioma original en el año 1933, ahora encuentra esta nueva edi...
Seguir leyendo

Bricolaje libresco

11/08/2011
Aunque no lo crean, este blog también es servicio, es por eso que en esta ocasión les acercamos un motivador material que ni en Utilísima les habrán ofrecido. En cualquier tienda de decoración p...
Seguir leyendo

Relatos como excusas

09/08/2011
Cuando lo compré, su nombre me sabía a ayer. Claro, tenía otro de la misma autora en una colección de tapa dura aparecido hace algunos años atrás –sedicente su mejor título-, aunque ambos esp...
Seguir leyendo

Bibliografía obligatoría pa...

08/08/2011
La noche del sábado fui a ver medianoche en París. Estaba entre Capitán América y ésta otra. Finalmente le di mi voto de confianza a Woody, voto que no siempre honra. A ver si puedo contar de qu...
Seguir leyendo

De cómo Fabián Casas recomi...

05/08/2011
Cada vez que le digo a alguien que estoy leyendo los libros de Orhan Pamuk, me miran como si estuviera tan loco al igual que ese personaje de la película “Supersize” que, para demostrar que la ...
Seguir leyendo

Puede fallar: mapa con divisi...

04/08/2011
Para los que nos saben, cada vez que en un libro o publicación (como los fascículos coleccionables que se venden con los diarios) se incluye un mapa del territorio nacional, éste tiene que ser revi...
Seguir leyendo