29/01/2010

Mesa de reclamos: Salinger

Por

Ayer se murió Salinger. No sé si recuerdan que el 1 de enero de 2009, cuando cumplió los noventa, me ilusioné con ser invitado a la fiesta de cumpleaños, cosa que finalmente no sucedió. Pasó todo un año,  supimos que se defendió de secuelas escritas por terceros, cumplió los 91 y no mucho más.

Algunos lectores dejaron comentarios que reclamaban una columna sobre él. Es como ese morbo que nos lleva a poner los canales de noticias cuando se muere una estrella de cine. ¿Qué podría agregar este blog a todo lo que se dijo alrededor del mundo? Absolutamente nada. Aquellos que quieran saber de Salinger no tienen más que leerlo. Por suerte sus libros se consiguen fácilmente y a buen precio. No hay nada más que hacer.

La pregunta es: ¿Qué diferencia había entre Salinger vivo y Salinger muerto? Ninguna. Es más: podría haber muerto hace dos años y nosotros recién enterarnos, daría lo mismo. Por lo tanto, aquellos que sufren por su muerte, hagan de cuenta que sigue ahí, en su casa, acovachado y sin dar señales.

Hubiese dicho estos dos párrafos ayer, pero se me cortó la luz. Por lo pronto, voy a anotar la fecha en el calendario para recordar el año que viene cómo pasa el tiempo. Dentro de 70 años a partir de ayer, sus cuentos serán libres.


28/01/2010

Terranova en la radio española

Por

Juan Terranova habló en la radio española sobre su nueva antología Hablar de mí. Compartimos acá el fragmento del programa donde lo entrevistaron via telefónica.

28/01/2010

Fogwill y Coca-Cola otra vez

Por

Hace pocos días vi esta publicidad por casualidad, me la mostró el Fantasma. Me comentó también que la están pasando por televisión, sin embargo no la había visto hasta entonces y eso que miro un poco de televisión a la noche.

Por eso comparto con ustedes y espero que tampoco la hayan visto, así se sorprenden, como yo con esta publicidad de Coca-Cola. El poema es de Fogwill y está leído por él mismo.

28/01/2010

Los que destacan en la estantería

Por

Entre todos los atributos maravillosos del libro, los simbólicos, están los otros, los materiales. Algunos son el papel, la dureza de la tapa y también el diseño. Acá salvo algunas contadas excepciones (ahora se me viene a la mente La bestia equilátera) el diseño editorial es bastante conservador en lo que se refiere a literatura. Una muestra acá de que se pueden hacer cosas divertidas con autores clásicos y de la alta cultura.


Acá otro ejemplo, en este caso con un objeto más integral. Una tapa diseñada en concordancia con un objeto accesorio como es el señalador. Hay más ejemplos acá.


Seguir leyendo

27/01/2010

El espacio que ocupan las bibliotecas en casa

Por

Ayer almorcé con una amiga que trabaja en una editorial. A ella le fascina el libro, la industria y el potencial que tiene tanto el objeto físico como el abstracto refiriéndonos en este último caso a la aparición de lo que será el libro electrónico.

Hablamos de todas las características que podría tener, cómo va a cambiar el negocio y especulamos acerca de cuánto tardarían los dispositivos en llegar al país en forma masiva. A pesar de que a mi también me fascina el tema, reconozco que, como todo cuando viene en cantidades industriales, me cansa. No me quiero imaginar a ustedes. Pasa lo mismo cuando empiezan a correr rumores acerca de nuevos dispositivos tecnológicos próximos a presentarse.

Podrán sentirlo hoy con una cumbre que la empresa de la manzana hará dando a conocer quién sabe qué aparato. Todos hablan de eso como si fueran loritos de la empresa, supongo que todos lo hacemos, yo lo habré hecho con algún autor.

No obstante siempre busco tranquilizarme, sentir un poco la placidez de mis libros que descansan ahí acomodados contra la pared. Después de una mudanza que a dos meses todavía no termina, ellos van encontrando su lugar. Ahí están algunos blanquitos, otros amarillentos y varios definitivamente marrones. Orgánicos y perecederos esperan que los vuelva a abrir o que guarde algún papel en su interior.

Seguir leyendo

27/01/2010

Recibimos: La biblioteca ideal

Por

Agradecemos a La bestia equilátera por el envío de La biblioteca ideal, la novela de Matías Serra Bradford.

Buenos Aires. Decenas de librerías de viejo. Cuatro lectores y un sueño compartido: armar la biblioteca perfecta, la que entre otras cosas prometa una vida más larga

Las extrañas costumbres de ciertos libreros y el clima singular de sus reductos. El rastreo infinito, demencial, de un libro, de un escritor, y otro, y otro. Lecturas de infancia, de verano, lecturas en viaje.

A mitad de camino entre la novela y el documental, La biblioteca ideal propone como héroe al lector, acaso el personaje menos estudiado de la literatura. Se trata de una fantasía utópica en una de las ciudades del mundo que ostenta más librerías de segunda mano. Dos mil leguas de viaje submarino por el reino de la lectura, tras las compulsiones y los misterios del último arte secreto

26/01/2010

La historia puede repetirse

Por

Si bien las tres grandes editoriales argentinas (Emecé, Sudamericana y Losada) alcanzaron por aquellos años un nuevo impulso, dándole a la gran demanda de lecturas un mayor soporte comercial, fue en el hasta entonces restringido mundo de las editoriales pequeñas donde se produjo una verdadera revolución. Hablar de los libros en los años 60 es, en gran medida, hablar de los “independientes” de la industria cultural: Jorge Álvarez, Ediciones de la Flor, Tiempo contemporáneo, Brújula, Galerna, Peña Lillo…

En los 40 y 50 el prototipo del editor argentino había sido un exiliado español –no necesariamente un intelectual- capaz de rehacer su vida hasta convertir una pequeña empresa en un emporio del libro: la Argentina era un país promisorio, estaba en América. En los 60, en cambio, el “típico” editor argentino fue un intelectual más o menos progresista que pasó de tener un puñado de títulos en prensa -la edición como berretín ilustrado- a convertirse en productor casi masivo de libros para un público lector definitivamente masivo.

En La década rebelde, de Segio Pujol, Emecé, Buenos Aires, 2002, p.106

Entradas anteriores

Recibimos: El señor de la lu...

12/08/2011
Agradecemos a la editorial La Bestia Equilátera por el envío de El señor de la luz, novela del francés Maurice Renard. Editada en su odioma original en el año 1933, ahora encuentra esta nueva edi...
Seguir leyendo

Bricolaje libresco

11/08/2011
Aunque no lo crean, este blog también es servicio, es por eso que en esta ocasión les acercamos un motivador material que ni en Utilísima les habrán ofrecido. En cualquier tienda de decoración p...
Seguir leyendo

Relatos como excusas

09/08/2011
Cuando lo compré, su nombre me sabía a ayer. Claro, tenía otro de la misma autora en una colección de tapa dura aparecido hace algunos años atrás –sedicente su mejor título-, aunque ambos esp...
Seguir leyendo

Bibliografía obligatoría pa...

08/08/2011
La noche del sábado fui a ver medianoche en París. Estaba entre Capitán América y ésta otra. Finalmente le di mi voto de confianza a Woody, voto que no siempre honra. A ver si puedo contar de qu...
Seguir leyendo

De cómo Fabián Casas recomi...

05/08/2011
Cada vez que le digo a alguien que estoy leyendo los libros de Orhan Pamuk, me miran como si estuviera tan loco al igual que ese personaje de la película “Supersize” que, para demostrar que la ...
Seguir leyendo

Puede fallar: mapa con divisi...

04/08/2011
Para los que nos saben, cada vez que en un libro o publicación (como los fascículos coleccionables que se venden con los diarios) se incluye un mapa del territorio nacional, éste tiene que ser revi...
Seguir leyendo