30/06/2009

Recibimos: Yo era una brasa

Por

Agradecemos a la editorial uruguaya HUM por el envío de Yo era una brasa de Roberto Echavarren.

Se presenta este jueves 2 a las 19:30 en la Boutique del libro, Thames 1762.

Yo era una brasa

Dedicada a “la perla negra del tango”, Lágrima Ríos, esta novela de poder evocador trasciende cualquier género. Narrada en forma de autobiografía o entrevista, es la conjugación autobiográfica o entrevista, es la conjugación entre literatura y libertad. La intérprete asociada al candombe, pero que cantó boleros, blues e improvisaciones memorables, cuenta una historia desfachatada y sin moralinas. Autenticidad, sabiduría y humildad dan un halo a la figura popular afrouruguaya, que con su espíritu carnavalero y señorial pasea campante desde conventillos de Montevideo a Europa. Casi como en un sueño y un tropel sensorial y de remembranzas, la protagonista aspira a dejar una huella de su paso por el mundo, donde lo que importa es lo que sintió y lo que materializó, su permanente vivir en el presente, pensando que todo va a cambiar mañana… Juega a ser mujer, siempre a punto de ser rozada con la punta de los dedos al borde del sexo, sabiendo en el fondo que no es de ninguno, y de varios a la vez. Una dama vivaz cuya virilidad explota en su camino entre clases sociales, farándula citadina y personajes campesinos, equilibra lo verídico y lo fantástico, sin proponérselo, entre intelectuales e ignorantes, embajadores y peones rurales.


30/06/2009

Sasturain hoy en Eterna Cadencia

Por

Sasturain

30/06/2009

El mundo adulto, visto por un autista

Por

El curioso incidente

La búsqueda

Hace mucho tiempo atrás, quizás un año, vi la portada de este libro. Lo que llamó mi atención no fue sólo el título, sino la cantidad de ediciones que llevaba. Creo que no me decidí por él, por el prejuicio de que sonaba a best seller destinado a entretener a las señoras gordas, ociosas gran parte del día, con una novelita intrascendente y quizás emotiva.
Fue un amigo librero el que me comunicó sus bondades y el por qué de sus numerosas ediciones. Pero, con la pila de cosas por leer, pensé que agregar uno más sería poco menos que un suicidio.
Hete aquí que el libro me persigue. Haciendo un curso de inglés, dentro de mi texto de estudio, encuentro que debemos abordar en ese idioma el inicio del libro, con una sucinta explicación. Lo compré en castellano y lo devoré; no alcanzó las 72 horas. Me refiero a El curioso incidente del perro a medianoche, de Mark Haddon (Salamandra, 2003).

Un resumen

Es un relato realizado en primera persona por un joven de 15 años con síndrome de Asperger (estado leve de autismo), que descubre muerto al perro de la vecina de enfrente y decide investigar los hechos para develar al culpable. El protagonista es brillante con las matemáticas, ama el orden, las listas y la verdad, pero poco sabe acerca de los seres humanos. Detesta la mentira, el color amarillo, el marrón y ser tocado. Nunca fue más allá del final de su cuadra, pero el incidente lo llevará mucho más lejos, cuando se de cuenta de que el mundo en el que vive se derrumba.

Seguir leyendo

29/06/2009

Marechal x Porcelli en México

Por

LogomilenioLa escritora argentina Marina Porcelli escribió una semblanza de Leopoldo Marechal para el diario mexicano Milenio. Acá les paso el link para que se alegren conmigo por ver una nota del autor del Adan Buenosayres.

“…lo que singulariza Adán Buenosayres de Marechal, uno de sus rasgos más definidos, es su trabajo con la tradición literaria. Aunque siempre que se escribe se está dentro de una tradición —lo contrario es desconocimiento o descuido—, en Marechal estos ecos y estas resonancias se hacen explícitos, conforman la materia de su trabajo en las dos vertientes en las que se los suele explicitar: la parodia y el homenaje.”

29/06/2009

Recibimos: Cuentos de crimen y misterio

Por

Agradecemos a la editorial de la Universidad Nacional de San Martín por el envío de Cuentos de crimen y misterio, con selección, traducción, introducción y notas a cargo de Miguel Vedda.

Cuentos de crimen y misterio

La narración de crimen y misterio -designada habitualmente “narración criminal”- es la modalidad específica que adoptó en los países de lengua alemana, ya desde mediados del siglo XVIII, el género policial. Nítidamente separado del modelo anglosajón y del francés, el policial alemán ha soslayado las “máquinas de pensar” y las explicaciones sustentadas en el arte de la deducción, para polarizarse en torno a dos extremos: por un lado, un crudo objetivismo, que aproxima el relato al estilo del archivo policial o las actas judiciales, y lo coloca en un espacio lindante con el de la no ficción; por otro, un aprovechamiento de motivos mágicos y sobrenaturales próximo al del cuento de fantasmas o al de la novela corta fantástica. Si, en sus versiones más banales, la narración criminal puede recaer en una explotación efectista de lo truculento o en una apelación a soluciones providenciales, en sus expresiones más importantes se endereza a un variado y sutil cuestionamiento del concepto de justicia; esta particularidad señala el punto en que las narraciones criminales alemanas se elevan por encima de la literatura de divertimento para acercarse al Dostoievski de Crimen y castigo o al Kafka de El proceso.

El presente volumen reúne algunas de las obras más representativas del género, en un arco temporal que se extiende desde finales del siglo XVIII a mediados del XIX.

Incluye los cuentos:

Seguir leyendo

29/06/2009

Sobre Andrés Neuman / 2

Por

I

Al finalizar mi reseña sobre Andrés Neuman, prometí volver sobre el autor con una lectura de su primera novela, Bariloche. Pasaron cuatro meses. En el ínterin, una escueta porción de la crítica hispana se despachó aforísticamente con mi mala reseña; Maximiliano Tomás vino a Barcelona e integró a Neuman en su edición española de la Joven Guardia; Neuman ganó el jugoso «Premio Alfaguara de Novela 2009» con su Viajero del siglo; Patricio Pron lo describió como «”el” escritor argentino joven, ridículo y jovial, que triunfa en España y cuyo sitio todos, secretamente, quisieran ocupar […]»1; y yo, desde el anonimato y por pura arbitrariedad, cambié de idea y leí Una vez Argentina, en lugar de Bariloche.

II

Si Cortázar, a pesar de los obsesos generados por Rayuela, fue ante todo cuentista y no novelista; con Neuman creo que sucede lo contrario. Se podrá argumentar la superioridad de Borges -después la de Saer, actualmente la de Chejfec-, quien no sabía de géneros y difuminaba con facilidad los límites entre ficción y ensayo. Dicha argumentación sería irrefutable. Sin embargo, para mezclar es necesario dominar profundamente las reglas impuestas por el uso de cada elemento mezclado. Dicho ejercicio, se sabe, no es nada simple. Neuman demuestra en Una vez Argentina que conoce muy bien el lenguaje novelístico y se luce más que en sus cortísimos cuentos reunidos en El último minuto. Se puede leer en su elasticidad para narrar, en la claridad que desprenden el conjunto de fragmentos cortos que configuran su novela más celebrada por la crítica española.

III

La prosa de Neuman, si se explaya, es tan agradable como dulce, serena y sencilla. Despojada de nostalgia, con humor y lucidez. Es evidente que su novela narra las peripecias de su familia (poblada de judíos laicos centroeuropeos, españoles e italianos católicos), más una metáfora de cualquier familia porteña que un retrato particularizado de la suya. Lo interesante es desde dónde se posiciona la voz del narrador. Escrita en Granada a principios de s. XXI mirando el vasto Buenos Aires del s. XX; Una vez Argentina es la novela de un argentino que escribe en español. La historia de sus «ancestros, imaginada sangre mía»2 le es tan ajena como propia. Y lo más significativo es que este proceso se da de forma simultánea.

Al tomarse el avión junto a su familia para cambiar San Telmo por Andalucía, el protagonista de la novela pronuncia: «adiós, ancestros, ojalá algún día sepa vuestras historias»3. Acaso los personajes que conforman la familia de Neuman no sean más que el pretexto del protagonista para forjar su propia identidad, rica y compleja. Lejos de escribir otra auto-ficción más, Neuman se esconde detrás de un narrador somero, casi ausente, cuya infancia es menos protagónica que el regalo de las atractivas vidas de sus familiares, personajes creados desde una ignorancia tácita y una imaginación tan sensible como empática.

Neuman absorbe con sabiduría la idea construida por Unamuno un siglo atrás: la de la intrahistoria. La historia en minúsculas, de sujetos anónimos y corrientes como los que circulan en Una vez Argentina, en estrecho contacto con la historia en mayúsculas: en su caso se trata de la conflictiva segunda mitad del s. XX argentino, cuyos eventos políticos axiales son narrados como telón de fondo, en los que el narrador se implica ideológicamente de forma superficial. Dichos eventos, sin embargo, afectan profundamente a sus personajes.

Seguir leyendo

26/06/2009

Sumario /semana 26

Por

Lunes

Martes

Miércoles

Jueves

Viernes

Entradas anteriores

Recibimos: El señor de la lu...

12/08/2011
Agradecemos a la editorial La Bestia Equilátera por el envío de El señor de la luz, novela del francés Maurice Renard. Editada en su odioma original en el año 1933, ahora encuentra esta nueva edi...
Seguir leyendo

Bricolaje libresco

11/08/2011
Aunque no lo crean, este blog también es servicio, es por eso que en esta ocasión les acercamos un motivador material que ni en Utilísima les habrán ofrecido. En cualquier tienda de decoración p...
Seguir leyendo

Relatos como excusas

09/08/2011
Cuando lo compré, su nombre me sabía a ayer. Claro, tenía otro de la misma autora en una colección de tapa dura aparecido hace algunos años atrás –sedicente su mejor título-, aunque ambos esp...
Seguir leyendo

Bibliografía obligatoría pa...

08/08/2011
La noche del sábado fui a ver medianoche en París. Estaba entre Capitán América y ésta otra. Finalmente le di mi voto de confianza a Woody, voto que no siempre honra. A ver si puedo contar de qu...
Seguir leyendo

De cómo Fabián Casas recomi...

05/08/2011
Cada vez que le digo a alguien que estoy leyendo los libros de Orhan Pamuk, me miran como si estuviera tan loco al igual que ese personaje de la película “Supersize” que, para demostrar que la ...
Seguir leyendo

Puede fallar: mapa con divisi...

04/08/2011
Para los que nos saben, cada vez que en un libro o publicación (como los fascículos coleccionables que se venden con los diarios) se incluye un mapa del territorio nacional, éste tiene que ser revi...
Seguir leyendo