29/05/2009

Sumario /semana 22

Por

Lunes

  • No posteamos nada porque nos fuimos a repartir escarapelas a Plaza de Mayo

Martes

Miércoles

Jueves

Viernes


29/05/2009

Por qué me gusta Dragon Ball

Por

Dragon Ball

En estos días se publicaron algunos libros de historieta que, según todos los indicios, son magníficos. En breve van a recibir por aquí su reseña correspondiente y alborozada, pero, hic et nunc, los libros no están. En provincias todo es más lento. Cualquier lector porteño puede, por supuesto, comprarlos esta semana en Viñetas Sueltas y pensar, mientras paga, “soy un alma libre, una conciencia independiente, no necesito tu mugrosa reseña para saber qué debo leer”. Los lectores porteños a veces se ponen así, nerviosos. En cualquier caso, por ahora tenemos que cambiar de conversación y enfrentarnos, o enfrentarme, me hice lío, a la cruda realidad. Saber de qué hablar, en tiempos en que el deseo de opinión está un tanto devaluado. Por suerte, para deseos devaluados y para días tristes hay antídotos. Tenemos, por ejemplo, Dragon Ball.

Ya sé, señor: usted viene por aquí a enterarse de las últimas novedades que la alta cultura envasa adentro de los libros, no a revolcarse en peligros pop. Y si se habla de historieta, porque estamos en onda, que se hable de algo un poco más digno. Yo también soy así, no tema: un poco snob, un tanto elitista, detesto conceptos como el de “bizarro”, sobre los que habrá que ahondar. Pero lo que me gusta es Dragon Ball, no cualquier porquería.

Y no los muñequitos, que me parecen bastante insulsos. Tampoco el dibujo animado que miran sus sobrinos ni la película esa que creo que todavía está en cartel. Salvo error u omisión, las imágenes dejan de interesarme cuando se empiezan a mover. Lo que me gusta es la historieta Dragon Ball, esos libritos que se consiguen en cualquier kiosko, editados por Ivrea.

Seguir leyendo

29/05/2009

Recibimos: Pájaros en la boca

Por

Agradecemos a Editorial Planeta por Pájaros en la boca de Samanta Schweblin, editado bajo el sello Emecé. Este es su segundo libro y recibió el Premio Casa de las Américas.

Pájaros en la boca

Entre la noche insomne y la vigilia, los cuentos hipnóticos de Pájaros en la boca horadan lo real con una crueldad aterradora. Crudos, extraños, insólitos: lo raro se impone en ellos a veces con una sospecha trivial y silenciosa. Otras, con una densidad violenta e irreversible, como en una película de David Lynch, o en una pesadilla kafkiana.
Un cavador fanático, un hombre solo con su mujer muerta en el piso de la cocina, la ruta, ruidos, cacerías en la estepa, la furia de las pestes, la tensión, la desesperación.
Ganador del premio Casa de las Américas 2008, este libro de relatos se mueve en la delgada línea que separa lo fantástico de lo real, lo sobrenatural de lo cotidiano, en un estilo fluido y preciso. Una visión particular del mundo que confirma a Samanta Schweblin como una de las narradoras argentinas más importantes y originales de su generación.

29/05/2009

Este martes, Alejandría

Por

Alejandría

29/05/2009

El viaje en bondi más caro del mundo

Por

La plata de Blanchot

Dicen que cuando algo empieza mal, termina mal. Todo comenzó el mediodía del miércoles pasado al volver a mi casa. Al sonar el teléfono y levantar el tubo, resulta que Luis, uno de mis asistentes literarios, me avisa que el libro de Blanchot que andaba buscando ya estaba en la librería. Media hora atrás andaba cerca, y luego estaba muy distante. Con un bufido, decidí pasar a buscarlo al día siguiente.

Me armé de paciencia para trasladarme hasta allí el jueves por la tardecita, tratando de no hacerlo en “hora pico” debido a la lentitud de los servicios públicos de pasajeros, que solo parece aumentar el malhumor de mis semejantes y, por ende, el mío propio.

Al llegar a la librería, los compañeros de Luis -que ya no se encontraba por razones horarias- me acercan el ejemplar de El instante de mi muerte. La locura de la luz, del autor citado, obra que permanecía celosamente guardada, con mi nombre y teléfono. Era un librito de escasas 64 páginas que me sorprendió por lo exiguo de su contenido, impreso en papel común.

Pero lo asombroso llegó justo en el momento que pregunté su precio. Cuando me dijeron que ese volumen escueto y anoréxico costaba $ 85,50 creo que me tuvieron que atar con un piolín la pera a la cara, no se necesita ser Einstein para saber que uno tenía que pagar más de $ 2,50 por hoja. Además, venía presentado por un español, dejando en limpio 22 hojas para todo el texto original.

Seguir leyendo

28/05/2009

Aire en Los fantasmas del masajista

Por

Los fantasmas del masajista

Aire. Aire es lo que le sobra a Los fantasmas del masajista o al menos esa es la primera impresión cuando abrís el librito flaco y maleable y ves las 15 líneas por página, los márgenes gruesos y el interlineado generoso. Y no es sólo eso. Son menos de 100 páginas y las últimas son páginas con imágenes, fotos caseras con breves epígrafes. ¿Cuántos centímetros cubiertos de texto son necesarios para contar una historia?

***

Al narrador le falta el antebrazo derecho, lo aclara en la octava línea y sigue adelante, como quien tiene todas las extremidades completas, porque tiene algo que contar que va más allá de su muñón y sus dolores. Los amputados tienen dolencias que los hermanan y hay instituciones que se ocupan especialmente de ellos. Especialmente, sí, pero también reciben la lógica de atención fordista: una serie de pacientes que esperan en sus camillas para ser atendidos por un mismo masajista. Él les dedica un momento de atención y les da instrucciones para que practiquen ejercicios mientras sigue su ronda. Una mujer desconsolada sufre un gran dolor en la pierna que ya no tiene. Entre un amputado y un masajista ¿Quién tiene más probabilidades de ser el protagonista?

***

La madre del masajista es reconocida por sus pares como una innovadora en el arte de la declamación. Un oficio que, por otra parte, nunca fue lo suficientemente rentable como para que su hijo pudiese trabajar menos. Ella lamenta que su hijo esté tantas horas fuera de casa, él lamenta dejarla tanto tiempo sola y le regala una mascota para que tenga alguien con quien hablar. ¿Qué define mejor la función de las palabras: un bálsamo apaciguador, una herramienta de trabajo?

Seguir leyendo

28/05/2009

Mister Guillermo Martínez

Por

The book of murderSeguramente Matías quedará complacido por el modo orgánico en el que está nota tuvo lugar. Ambos nos preguntábamos de qué manera continuaría mi colaboración, qué ítem atraería la mirada curiosa de los lectores habituales de HdA y cómo incluir simultáneamente la experiencia neoyorkina: “Lo que si me gustaría es que pudieras traer algo de la experiencia de la ciudad. Ponele: pasás por una librería y ves en la vidriera un libro de un autor argentino traducido.” y así sucedió, como sacado de una película optimista o de un libro donde el tema predominante es la ley de atracción.

The Book of Murder, un título solemne y sólido, es la versión inglesa de La muerte lenta de Luciana B de Guillermo Martínez. Él junto a Pablo de Santis, amigos de la vida cotidiana, lograron superar la garita de la editoriales norteamericanas; un ninguneo implícito, cuestión de proteccionismo o, en el más inocuo de los casos, desinterés por lo foráneo.

El texto me esperaba en una biblioteca pública, en unos anaqueles muy cercanos a la puerta bautizados como “Recent Fiction”. Imagino que a las bibliotecas llegan las cosas con un retraso lógico, luego de que las editoriales agotan las vitrinas y las promociones. Sin embargo, el texto de Martínez se publicó en septiembre de 2008 y un sello delata que esta copia se coló en los estantes para finales de octubre.

Seguir leyendo

Entradas anteriores

Recibimos: El señor de la lu...

12/08/2011
Agradecemos a la editorial La Bestia Equilátera por el envío de El señor de la luz, novela del francés Maurice Renard. Editada en su odioma original en el año 1933, ahora encuentra esta nueva edi...
Seguir leyendo

Bricolaje libresco

11/08/2011
Aunque no lo crean, este blog también es servicio, es por eso que en esta ocasión les acercamos un motivador material que ni en Utilísima les habrán ofrecido. En cualquier tienda de decoración p...
Seguir leyendo

Relatos como excusas

09/08/2011
Cuando lo compré, su nombre me sabía a ayer. Claro, tenía otro de la misma autora en una colección de tapa dura aparecido hace algunos años atrás –sedicente su mejor título-, aunque ambos esp...
Seguir leyendo

Bibliografía obligatoría pa...

08/08/2011
La noche del sábado fui a ver medianoche en París. Estaba entre Capitán América y ésta otra. Finalmente le di mi voto de confianza a Woody, voto que no siempre honra. A ver si puedo contar de qu...
Seguir leyendo

De cómo Fabián Casas recomi...

05/08/2011
Cada vez que le digo a alguien que estoy leyendo los libros de Orhan Pamuk, me miran como si estuviera tan loco al igual que ese personaje de la película “Supersize” que, para demostrar que la ...
Seguir leyendo

Puede fallar: mapa con divisi...

04/08/2011
Para los que nos saben, cada vez que en un libro o publicación (como los fascículos coleccionables que se venden con los diarios) se incluye un mapa del territorio nacional, éste tiene que ser revi...
Seguir leyendo