17/03/2009

Recibimos: El giro autobiográfico

Por

Agradecemos a Alberto Giordano el envío de su libro El giro autobiográfico de la literatura argentina actual editado en el sello Mansalva.

El giro autobiográfico

En uno de sus extraordinarios ensayos sobre el modernismo, dice Ángel Rama que aquel fue un tiempo de desenfrenado egotismo como no volvió a verse. El principio decadentista de la exaltación del sí mismo potenció hasta la exacerbación el culto romántico al yo y los artistas, conscientes como nunca antes de su singularidad, se dedicaron, con disciplina o liviandad, según el caso, a la transmutación de sus vida en obras de arte.

Reflexionando sobre el marcado giro autobiográfico que tomó la literatura argentina en los últimos años, un movimiento perceptible no sólo en la publicación de escrituras íntimas (diarios, cartas, confesiones) y en la publicación de blogs de escritores, sino también en relatos, en poemas y hasta en ensayos críticos que desconocen las fronteras entre literatura y “vida real”, nada cuesta imaginar que cuando los historiadores de la cultura tengan que caracterizar nuestro presente podrán decir que fue un tiempo en el que se volvió a ver un egotismo tan desenfrenado, y a veces tan productivo, como el que signó al modernismo del otro entresiglos. Podrán decir también que nuestros egotistas ya no tuvieron que posar de exquisitos y sofisticados para resguardarse de la vulgaridad, porque después de décadas de cultura pop habían aprendido que con banalidades extremas e irredimible mal gusto también se pueden crear auténticas obras de arte (que la exhibición de algunas vulgaridades íntimas puede servir muy bien a la empresa de convertir en obra la propia vida). Y seguramente notarán que, como ocurrió con los del modernismo, entre los dandys de la época de la cultura de masas hubo quienes se limitaron a “poner en evidencia el talento” y otros que sí lograron “poner talento en la vanidad”. Quede para el juicio de la posteridad la tarea de identificar los autores que pertenecerían al primer grupo.
Los del segundo se distribuyen en una secuencia temporal que se abre, a mediados de los noventa, con Un año sin amor, de Pablo Pérez y llega, por el momento, hasta Banco a la sombra de María Moreno, pasando por Dos relatos porteños de Raúl Escari, Ómnibus de Elvio Gandolfo y los ejercicios confesionales de Daniel Link y Edgardo Cozarinsky, entre otros.

Alberto Giordano

Un comentario en Recibimos: El giro autobiográfico

  1. IML dijo el

    No conocia este blog, pero me parece buenisimo!
    Muchas gracias por acercarnos todas estas obras.
    Saludos!

Dejanos tu comentario

Aprovechá este espacio para comentar, sugerir, criticar, saludar o lo que quieras.
Los insultos y cosas que consideremos inadecuadas serán borradas.
Los comentarios son de responsabilidad absoluta de sus autores y no expresan las opiniones del autor de la nota.