30/09/2008

Recibimos Deseo del alba

Por

El agradecimiento a Andrés Haedo por el envío de su poemario Deseo del alba.

deseo del alba

Seguir leyendo


30/09/2008

Cool, Natacha!

Por


por M. F. y P. Z.


Natacha - Natacha
Ediciones argentina y mexicana del mismo libro de Luis María Pescetti.

¿El público infantil es más selectivo que el adulto? ¿Somos los padres más localistas cuando compramos libros para nuestros hijos?

Notas relacionadas:

30/09/2008

Araca, Tute!

Por

La semana pasada Tute pasó por La boutique del libro para presentar Araca, corazón! y dejó un hermoso dibujo en la pared más grafiteada de las librerías porteñas.

tute

29/09/2008

Frío en Alaska

Por

Si la literatura de acá al menos fuera un hospicio, pero es un geriátrico al que los jóvenes van de visita con regalos. p 80.

frío en alaska

En una carta que Vladimir Maiakovski le escribió a Lili Brik decía:

Os beso enseguida, al comienzo de la carta y no al final, como se acostumbra, por impaciencia.

De la misma manera quiero decir al principio de esta reseña que leí dos veces Frío en Alaska. La primera, como de costumbre, de parado, como pude. Y no me gustó. Leí rispideces, en aquella primera lectura. Pero como me pasó más de una vez, una alarma en mi me hizo reconsiderar ese juicio e intentar una nueva lectura.

En esta nueva lectura encontré cosas que me habían pasado por completo desapercibidas en la primera y que ahora reconozco como muy mala. Ya ven que alguna vez no necesariamente el libro es malo si no quién lo lee.

¿Qué es Frió en Alaska? ¿Es una novela o un libro de relatos? A primera vista podría pensarse como un libro de relatos, no está dividido en capítulos sino en cuatro partes con nombres independientes. Sin embargo me parece innegable que estamos ante una novela. Aunque no podemos decir que los cuatro fragmentos están unidos por una estructura argumental clásica, si podemos ver que ciertos elementos son constantes a lo largo del libro y ahí se esconde el principal argumento en favor del criterio de unidad. Así y todo no me quedará otra opción que referirme a cada fragmento como “relato” o similar, porque no pueden llamar capítulos.

Mientras leía el libro no pude dejar de pensar en las películas de Michel Gondry, La ciencia del sueño o Eterno resplandor de una mente sin recuerdos. En ellas se reformula la presencia y aparición de cada uno de los elementos que las conforman, de una manera “artesanal” aparecen y desaparecen conformando cada nueva escena. De una manera un poco menos “artística” pasa lo mismo en películas como Al diablo con el diablo, donde un elenco de actores muy reducido encarna cada uno los deseos del protagonista o en Vanilla sky, donde la realidad se confunde con los sueños.

Seguir leyendo

29/09/2008

El libro de los rostros

Por

Voy a hacer un impás literario, sólo por hoy (creo), ya que estas dos últimas semanas sucumbí al uso social de la tecnología. No tengo teléfono celular, no me adherí al Messenger cuando salió y suelo borrar sin mirar todos los .pps y .ppt que me envían por mail pero, esta vez, dieron en mi talón de Aquiles.

Descubrí el Facebook por medio de una amiga, ya me habían enviado invitaciones y las había rechazado porque no sabía exactamente qué era. Pero cuando la vi a ella buscando y contactando compañeros de la primaria, me picó la curiosidad. Había varias personas de mi infancia que no veía desde entonces y que quería volver a contactar, al menos, saber qué habían hecho de sus vidas hasta el momento, aunque lo que realmente deseaba era conseguir un video, de aquellas épocas, en donde yo apareciera.

Dije: “Bueno, pongo sólo mi nombre y empiezo a buscar”. Así lo hice, puse sólo mi nombre para no ceder información y empecé a buscar. Poco a poco fue apareciendo la gente, compañeros y compañeras del club que hacía 18 años que no veía, por ejemplo. Entonces se me ocurrió formar un grupo del club de los 80’s: se fueron sumando, dejaron fotos, hubo intercambio de mensajes, recuerdos emotivos, etc. Me dio ganas de que supieran algo de mí y puse más información, luego algunas fotos actuales para que vieran los efectos del tiempo. Formé otro grupo. En una semana ya estaba inmerso en el sistema.

Seguir leyendo

26/09/2008

La cadencia del asunto: primer encuentro

Por

¡No te lo pierdas!!

flyer la cadencia del asunto

Viene con mensaje para bloggers.

26/09/2008

Celia, tenemos que hablar

Por

Con mucho orgullo, aquí dejo a modo de adelanto la tapa de la nueva novela de nuestra Celia Dosio: Tenemos que hablar.

tenemos que hablar

La novela ya está en las librerías.

Entradas anteriores

Recibimos: El señor de la lu...

12/08/2011
Agradecemos a la editorial La Bestia Equilátera por el envío de El señor de la luz, novela del francés Maurice Renard. Editada en su odioma original en el año 1933, ahora encuentra esta nueva edi...
Seguir leyendo

Bricolaje libresco

11/08/2011
Aunque no lo crean, este blog también es servicio, es por eso que en esta ocasión les acercamos un motivador material que ni en Utilísima les habrán ofrecido. En cualquier tienda de decoración p...
Seguir leyendo

Relatos como excusas

09/08/2011
Cuando lo compré, su nombre me sabía a ayer. Claro, tenía otro de la misma autora en una colección de tapa dura aparecido hace algunos años atrás –sedicente su mejor título-, aunque ambos esp...
Seguir leyendo

Bibliografía obligatoría pa...

08/08/2011
La noche del sábado fui a ver medianoche en París. Estaba entre Capitán América y ésta otra. Finalmente le di mi voto de confianza a Woody, voto que no siempre honra. A ver si puedo contar de qu...
Seguir leyendo

De cómo Fabián Casas recomi...

05/08/2011
Cada vez que le digo a alguien que estoy leyendo los libros de Orhan Pamuk, me miran como si estuviera tan loco al igual que ese personaje de la película “Supersize” que, para demostrar que la ...
Seguir leyendo

Puede fallar: mapa con divisi...

04/08/2011
Para los que nos saben, cada vez que en un libro o publicación (como los fascículos coleccionables que se venden con los diarios) se incluye un mapa del territorio nacional, éste tiene que ser revi...
Seguir leyendo